DE PASEO

Los locales elegidos de la Princesa Leonor en Zaragoza

La futura monarca está en esa localidad realizando su formación militar. En su tiempo libre no duda en salir con amigas.

Fuente: Freepik
princesa leonor.Fuente: Freepik
Escrito en TENDENCIAS el

La princesa Leonor se mudó hace cinco meses a Zaragoza donde comenzó su formación militar. La futura monarca española está estudiando materias militares de Infantería y se quedará en esa ciudad hasta junio de 2024. En su tiempo libre realiza actividades propias de su edad y se la ha visto recorriendo las zonas más icónicas de la localidad como la visita a establecimientos históricos. También festejó su cumpleaños en una hamburguesería.

Haciendo un repaso de sus salidas, la princesa Leonor fue al reconocido bar El Tuno con su compañeros cadetes. La hija de los reyes Felipe y Letizia se relajó en un ambiente para jóvenes donde se la vio integrada y protegida por dos guardaespaldas. El bar lleva funcionando más de tres décadas y se ha convertido en un punto de encuentro de los estudiantes universitarios.

La oferta culinaria del bar elegido por la princesa Leonor tiene opciones como la bocata de pollo a 5,23 euros, el de ternasco a 5,59 euros y la hamburguesa de bacon a 5,23 euros. Para celebrar su cumpleaños la hija de los reyes eligió una hamburguesería denominada Panzzer Grill. La princesa invitó a sus amigas de la Academia Militar donde degustó la hamburguesa “La Panzer”, una de las especialidades de la casa.

Fuente: Archivo Península

El festejo en la hamburguesería fue divertido para la princesa Leonor y sus ocho compañeras. La futura monarca comió una hamburguesa de 200 gramos a un precio de 11,90 euros. Mientras que eligió de postre una Cookie Panzzer. 

Por último, otra de las salidas de la princesa Leonor con sus amigas fue a principios de diciembre del año pasado cuando se la vio tomando un refresco en el pub irlándse Murray’s Tavern. Luego del bar se fueron a McDonald’s para para comprar comida para llevar y comerla luego en la academia militar.

Fuente: Archivo Península