LEY DE AMNISTÍA

Manifestación contra la Amnistía: 70.000 personas salen a las calles contra la Ley de Pedro Sánchez

El Partido Popular ha conseguido llenar el centro de Madrid con una gran multitud, solo dos días antes de que el Congreso apruebe el indulto general al 'procés'. La mayoría de los líderes regionales del PP han mostrado su apoyo a Feijóo, contando también con la presencia de Aznar y Rajoy.

Manifestantes hoy contra la Ley de Amnistía.
Manifestantes hoy contra la Ley de Amnistía.Créditos: Europa Press
Por
Escrito en ESPAÑA el

Alberto Núñez Feijóo ha reafirmado su promesa de mantener una movilización "permanente", aumentando la intensidad de las protestas a tan solo dos días de que el Congreso apruebe la ley de amnistía. El domingo, una impresionante concentración llenó la Plaza de España en Madrid, con más de 70.000 asistentes según cifras del partido.

Miles de banderas españolas ondearon a lo largo de la Gran Vía en un acto que contó con la mayoría de los líderes regionales del PP, excepto Alfonso Rueda, candidato a la reelección en la Xunta, ya enfrascado en la campaña electoral gallega. Sin embargo, la aparición de los expresidentes del Gobierno, Mariano Rajoy y José María Aznar, como ciudadanos de a pie, fue una gran sorpresa teniendo en cuenta que no se contaba con ellos para esta manifestación contra la amnistía.

Feijóo, Isabel Díaz Ayuso y otras cabezas del PP han clamado a la rebelión contra la amnistía

Feijóo, Ayuso y Almeida, en sus discursos, han instado a una "rebelión" para poner fin al mandato de un "Gobierno nefasto y sin vergüenza". "¡Este es el testimonio de la fortaleza de España!", exclamaba el líder del PP, animando a continuar con las protestas en las calles.

"Ante cada escándalo, habrá una respuesta. Un país unido es invencible", afirmaba. Con el lema repetido de "o amnistía, o democracia", Feijóo instaba a una recuperación democrática del país y a relegar a Sánchez y su "obsesión megalómana" al pasado.

"Han generado una ola de dignidad en toda España. Cada día somos más", proclamaba el líder del PP, destacando la capacidad de movilización constante del partido en los últimos meses. "Este Gobierno representa lo peor de la política y una perversión de la Justicia", declaraba enfáticamente.