ISRAEL Y PALESTINA

Israel propone tregua de 60 días a Hamás en Gaza a cambio de la liberación de rehenes

De suceder, estaríamos ante el alto al fuego más grande desde que comenzó la guerra, y podría suponer el comienzo de una nueva etapa en el conflicto.

Más de 25.000 muertos mientras se evalúa si hay o no una tregua.
Más de 25.000 muertos mientras se evalúa si hay o no una tregua.Créditos: ONU
Por
Escrito en INTERNACIONAL el

Israel ha formulado una propuesta a Hamás, mediada por Qatar y Egipto, que contempla un cese al fuego de hasta dos meses en Gaza. Este acuerdo multi-etapa, según reportes de Axios citando a oficiales israelíes, también incluye la liberación de rehenes retenidos en la región.

Paralelamente, CNN informa que Israel ha sugerido que los líderes de Hamás abandonen Gaza como parte del acuerdo. Aunque esta propuesta no asegura un fin definitivo al conflicto, representa la tregua más extensa ofrecida por Israel desde el incremento de la violencia en octubre pasado.

Una propuesta de tregua tras las críticas al líder de Israel

La reciente propuesta de Israel para resolver la crisis de rehenes con Hamás surge en un contexto de creciente tensión y demanda pública. Recientes manifestaciones frente a la residencia del Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Jerusalén, han intensificado la presión para la liberación inmediata de los ciudadanos israelíes retenidos en Gaza.

Actualmente, según información proporcionada por el ejército de Israel, 133 israelíes permanecen en cautiverio desde el 7 de octubre, a pesar de algunas liberaciones previas y la lamentable pérdida de otros.

La propuesta israelí, detallada y ambiciosa, busca un acuerdo en varias etapas para la liberación de todos los rehenes vivos y la devolución de los cuerpos de aquellos fallecidos.

Esta iniciativa contempla una primera fase enfocada en grupos prioritarios: mujeres, hombres mayores de 60 años, y rehenes en condiciones médicas críticas.

Funcionarios israelíes han enfatizado la importancia de esta medida humanitaria, destacando que es un paso esencial no solo para aliviar la crisis actual, sino también para sentar las bases de un diálogo más constructivo y posiblemente, un camino hacia la paz en la región.

Esta propuesta refleja un cambio significativo en la estrategia de Israel, mostrando un enfoque más negociador frente a la prolongada hostilidad con Hamás.