HARVARD

Las comidas que afectan a la memoria según la Universidad de Harvard

Ciertos alimentos dañan el hipocampo, área cerebral clave para la memoria y el aprendizaje.

La comida es relevante en este sentido.
La comida es relevante en este sentido.Créditos: Shutterstock
Escrito en TENDENCIAS el

La importancia de las comidas en nuestro cuerpo y mente es a menudo subestimada. Una dieta balanceada y diversa no solo beneficia nuestra salud física, sino también la mental. Aunque no siempre somos conscientes de ello, lo que comemos influye en nuestro humor, habilidades cognitivas y memoria.

La Doctora Uma Naidoo, experta en psiquiatría nutricional y profesora en la Facultad de Medicina de Harvard, así como directora de Psiquiatría Nutricional y de Estilo de Vida en el Hospital General de Massachusetts, aconseja incluir en nuestra dieta verduras, frutas, mariscos y frutos secos para potenciar la salud cerebral.

5 alimentos que debemos reducir en la dieta para mejorar la salud del cerebro

Aceites de semillas industriales y procesados

Estos aceites, comúnmente extraídos de soja, maíz, colza (canola), semillas de algodón, girasol y cártamo, son ricos en ácidos grasos omega-6. Un consumo excesivo de omega-6 puede inducir inflamación cerebral. Se recomienda el aceite de oliva virgen extra como alternativa saludable.

Alimentos con azúcares añadidos y refinados

Aunque el cerebro usa glucosa como combustible, un exceso en la dieta puede acumular glucosa en el cerebro, afectando la memoria y reduciendo la plasticidad del hipocampo, crucial para la memoria.

Alimentos procesados

Una dieta rica en alimentos ultraprocesados puede conducir a telómeros más cortos en los cromosomas del ADN, lo que sugiere un envejecimiento celular acelerado y un mayor riesgo de enfermedades degenerativas prematuras. Un estudio de la Universidad de Cambridge asoció un alto consumo de estos alimentos con una mayor probabilidad de depresión leve.

Alimentos con edulcorantes artificiales

Edulcorantes como la sacarina, la estevia o el aspartamo, sin valor nutricional, pueden incrementar bacterias intestinales dañinas, afectando negativamente el estado de ánimo. Estudios recientes los han vinculado con ansiedad y oxidación corporal.

Alimentos fritos

Numerosos estudios advierten sobre los efectos nocivos de los alimentos fritos para la salud en general y cerebral en particular. Investigaciones de la Universidad de Cambridge encontraron que una dieta alta en fritos se asocia con puntuaciones más bajas en memoria y cognición. Como alternativa más saludable, se sugiere hornear los alimentos o usar freidoras de aire.

Si eliminamos estos alimentos, todo favorecerá que, junto a otros hábitos, podamos cuidar la salud de nuestro cerebro y que la memoria nos dure mucho más en el tiempo. ¿Consumes estos alimentos?