ALIMENTACIÓN

Este alimento japonés es tendencia en España porque aumenta la longevidad y previene infartos

Aragón y Extremadura destacan como las principales regiones de España en el cultivo de la soja, una legumbre que se ha integrado completamente en nuestra alimentación.

Habas de soja.
Habas de soja.Créditos: Amazon
Escrito en TENDENCIAS el

El gusto y el olfato son, en principio, esenciales al probar un alimento, influenciando a menudo nuestras opiniones sobre él, a veces incluso más que la apariencia visual. Sin embargo, hay quienes están dispuestos a prescindir de estos sentidos en pro de la salud, y son precisamente ellos quienes se alegrarán al conocer la última innovación culinaria del lejano oriente para comenzar el día.

Aquellos con un espíritu aventurero hacia la comida exótica y una curiosidad por recetas que promuevan la longevidad o prevengan enfermedades cardíacas encontrarán en el natto el desayuno perfecto. No obstante, puede no ser del agrado de personas sensibles a olores intensos y sabores agrios. La base de este producto, la soja fermentada, le confiere un fuerte olor a amoníaco y una textura gelatinosa.

Habas, el secreto de los japoneses

Este alimento gelatinoso que surge de las habas de soja es el resultado de un proceso algo extenso, pero realizable en casa, al estilo de Tokio. Primero, se remojan las habas entre 12 y 20 horas, luego se cocinan al vapor y se dejan enfriar. Una vez frías, se añade la bacteria Bacillus subtilis, que fermentará con las habas durante otras 20 horas. El proceso concluye con una refrigeración de 24 horas más.

¿Podría ser el natto el secreto de la longevidad? Un estudio reciente de la Universidad Metropolitana de Osaka investigó los efectos de esta bacteria en los gusanos Caenorhabditis elegans. Los gusanos que consumieron natto mostraron una mayor esperanza de vida comparados con un grupo que siguió una dieta normal, y también una mayor resistencia al estrés oxidativo. Si estas investigaciones se extienden a mamíferos y humanos, podrían significar importantes descubrimientos.

Además, la alta concentración de vitamina K en el natto ha motivado estudios sobre su impacto en la arterioesclerosis en ratones. Al igual que en el estudio anterior, los resultados mostraron una reducción significativa de esta enfermedad en los ratones alimentados con esta soja fermentada.