CAPACITACIÓN

Así es el permiso de formación, según el Estatuto de los Trabajadores

El permiso de estudio deja que los trabajadores se puedan ausentar de su lugar laboral en forma justificada para poder formarse mientras están llevando adelante su trabajo.

Fuente: Pixabay
Estudiar.Fuente: Pixabay
Escrito en TENDENCIAS el

El Estatuto de los Trabajadores (ET) en su artículo 23 establece el derecho a la concesión de los permisos de formación o perfeccionamiento profesional. Esto significa que un trabajador puede estudiar y se le debe reservar el puesto de trabajo. Es decir, que el ET regula el estudio de las personas que decidan aprender mientras están ejerciendo alguna función laboral.

El permiso de estudio deja que los trabajadores se puedan ausentar de su lugar laboral en forma justificada para poder formarse mientras están llevando adelante su trabajo. Esa autorización está dirigida a los empleados que al menos tengan un año de antigüedad en la empresas. Se trata de un permiso retribuido de 20 horas al año para formación profesional para el empleo.

Por otra parte, ese permiso de estudio está vinculado con la actividad profesional de la misma empresa donde el empleado cumple con su trabajo. Se acumula por un periodo de cinco años, es decir hasta 100 horas. “La concreción del modo de disfrute del permiso se fijará de mutuo acuerdo entre trabajador y empresario”, señala el articulado del Estatuto del Trabajo.

Fuente:Archivo Península

Por otra parte, el ET hace mención a que el permiso de estudio será retribuido siempre que coincida con el horario laboral y no habrá deducción salarial por acceder a la formación. “El derecho se entenderá cumplido en todo caso cuando el trabajador pueda realizar las acciones formativas dirigidas a la obtención de la formación profesional para el empleo en el marco de un plan de formación desarrollado por iniciativa empresarial o comprometido por la negociación colectiva”, añade entre sus especificaciones el ET.

En caso de que el empresario rechace este permiso de estudio, se puede hacer un reclamo. La empresa no puede negar esta posibilidad de acceder a estudiar si la persona cumple con los requisitos. Si la compañía rechaza la petición, el trabajador puede presentar una reclamación. 

Fuente:Archivo Península